«LA EXISTENCIA DE DIOS» – VER PARA CREER

Esta ilustración me viene al pelo para este blog, dicho de otra manera ‘la ocasión la pintan calva’. Es este el tipo de planteamientos o de ejemplos donde prefiero no añadir nada para no estropearlo

***

EXISTENCIA DE DIOS

‘ En el vientre de una mamá habían dos bebés. Uno preguntó al otro: “Tu crees en la vida después del parto?”. El otro respondió: “Claro que si. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez estamos aquí para prepararnos para lo que vendrá más tarde”. “Tonterías”, dice el primero.”No hay vida después del parto. Que clase de vida seria esta?”.
El segundo dice: “No lo se, pero habrá más luz que la hay aquí. Tal vez podremos caminar con nuestras propias piernas y comer con nuestras bocas. Tal vez tendremos otros sentidos, que no podemos entender ahora”. El primero contestó: “Eso es un absurdo. Caminar es imposible. Y comer con la boca!? Ridículo!. El cordón umbilical nos nutre y nos da todo lo demás que necesitamos. El cordón umbilical es demasiado corto. La vida después del parto es imposible”. El segundo insistió: “Bueno, yo pienso que hay algo y tal vez sea diferente de lo que hay aquí. Tal vez ya no necesitemos de este tubo físico”.
El primero contestó: “Tonterías, además, de haber realmente vida después del parto, entonces por qué nadie jamás regreso de allá? El parto es el fin de la vida y en el pos parto no hay nada más allá de lo oscuro, silencio y olvido. Él no nos llevará a ningún lugar”. “Bueno, yo no lo se”, dice el segundo, “pero con seguridad vamos a encontrarnos con Mamá y ella nos cuidará”.
El primero respondió: “Mamá, tu realmente crees en Mamá? Eso es ridículo.
Si Mamá existe, entonces, dónde está ella ahora?”. El segundo dice: “Ella está alrededor nuestro. Estamos cercados por ella. De ella, nosotros somos. Es en ella que vivimos. Sin Ella, este mundo no sería y no podría existir”. Dice el primero: “Bueno, yo no puedo verla, entonces, es lógico que ella no existe”. El segundo le responde a eso: “A veces, cuando tú estás en silencio, si te concentras y realmente escuchas, tú podrás percibir su presencia y escuchar su voz amorosa allá arriba”.’
Así es como un escritor húngaro explicó la existencia de Dios.

***

‘Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?’

(MATEO 6: 26-30. LA BIBLIA – RVR 1960)

***

Estoy que me muerdo la lengua, así que…

HASTA PRONTO!!!


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.