LA INCONDICIONAL CONDICIÓN: “ DE TAL MANERA… ”

De tal manera amó Dios al mundo, que le ha dado su Hijo unigénito para que todo aquel que en Él crea, no se pierda más tenga vida eterna’’.

‘JUAN 3: 16 LA BÍBLIA RVR1960).

__________________

Analicemos este texto bíblico tal y como está escrito:

1. Mi Planteamiento.

El singular Amor de Dios es (INCONDICIONALMENTE CONDICIONAL’

2. Mi Comprensión.

La Salvación, o todo lo contrario, la Perdición, son ambos un hecho espiritual, determinado por la condición de que cada persona debe aceptar o rechazar el amor incondicional de dios.

Don, y Gracia estos, otorgados a “TODA” la humanidad, que no se lo merece, pero condicionado a una libertad de elección, individual y personal de “CADA” hombre”.

3. Mi Estudio Bíblico.

**[Nota: Las palabras entre “LLAVES” son literales del texto bíblico]

-{DE TAL MANERA}. El singular, excepcional, impresionante, extraordinario y hasta, podríamos decir, extravagante Amor De Dios.

-{HA DADO}. Es daDo y recibido como un regalo, sólo por medio de Jesucristo, “El Hijo de Dios).

-{AL MUNDO}. A “cualquier persona sin ningún tipo de acepción o de restricción.

-{TODO AQUEL QUE EN ÉL CREA}. Creer es un acto de confianza que implica reconocer y aceptar, la provisión de Dios por medio de Jesucristo, y la decisión personal de confiar en La Biblia, como expresión “FIEL” de la voluntad de Dios.

Es un hecho condicional, por cuanto implica que se reconozca un “vacío, o estado” interno espiritual, causa y consecuencia de una vida separada y ausente de forma activa o pasiva, del Amor de Dios.

-{NO SE PIERDA}. La Biblia llama “pecado” a este conflicto espiritual.

-{VIDA ETERNA}. Y como consecuencia experimentar una nueva vida interna, que es personal, individual, y sobre todo, espiritual.

4. Mi conclusión.

Si tú sientes que tienes esta inquietud o necesidad puedes probar ahora mismo, la veracidad y fidelidad de estas palabras.

Es ahora un buen momento para que des un paso de fe… Toma y haz tuya la siguiente oración, esto es hablar tú con Dios.

*(No son tan importantes las palabras sino una actitud o disposición, sincera y genuina de hablar con Dios, sabiendo que Él las oye, y le agradan).

 

‘PADRE CELESTIAL, me dirijo a tí con un corazón sincero y dispuesto.

Acepto y reconozco lo que JESUCRISTO, TU HIJO AMADO, hizo en la cruz dando su vida por mí y por mis pecados.

Acepto y reconozco que tú llamas PECADO a este vacío y condición espiritual.

Te pido perdón por TODOS MIS PECADOS, y te pido el regalo de TU INCONDICIONAL AMOR.

Acepto y reconozco que con esta oración cumplo con el ÚNICO REQUISITO exigido  por Tí para darme la nueva vida espiritual.

Muchas gracias porque CREO que has oído, y ya has contestado a esta oración.

Que hago y pido, en el nombre de Jesucristo, Amen’.

5. Y Ahora Qué.

Pues si todo esto es verdad y has sido sincero/a, lo único que queda esperar es que tú mismo compruebes que algo ha pasado.

Hablar con, y escuchar a Dios mientras lees La Biblia es lo mas indicado para que veas cuan cierto y real es todo esto.

También es recomendable que hables de esto con personas que crean en lo mismo, y que puedas compartir tu experiencia y el de otras, te recomiendo una iglesia o congregación donde se lea La Biblia y se practique esta misma doctrina.

Por supuesto que puedes contar conmigo para cualquier duda, pregunta o consejo; escríbeme por aquí y no dudes que te responderé.

*Aquí te dejo un “regalillo” que confirma bíblicamente el paso de fe que acabas de dar: 

 

‘Les he escrito estas cosas a ustedes, que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.

Y estamos seguros de que él nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada;

y como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos’.

(1 JUAN 5: 3-21 LA BÍBLIA – NTV)


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

5 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.

Cancelar

  1. Lourdes · diciembre 20, 2015

    hermoso mensaje, gracias por compartirlo. Que Dios siga bendiciento y que su gracia y su paz sea sobre ti todos los dias de tu vida, bendiciones para tu familia y para Hawk tambien, fiel amigo.
    saludos desde Ecuador

  2. SOL · diciembre 20, 2015

    amen Dios es realmente maravilloso desde que hemos aceptado y reconocido a Jesús como nuestro salvador nacemos de nuevo que Dios bendiga su vida y la de su hermosa familia sus escritos edifican el alma

  3. javi · diciembre 20, 2015

    yo también lei la primera parte de”mi querida España” y lo cierto es que dan ganas de llorar. Creo que es una fotografía muy acertada, y ya tengo bastantes años para saber lo que digo. Porque desgraciadamente lo he visto.
    La ultima parte de tu relato me encanta, no importa lo profundo que hayas caído, si sabes preguntar a quien debes. Si hay respuesta… se que es difícil hablar y explicar estas cosas pero se que dios esta vivo” lo digo literalmente” y esta interesado en las personas, y que es posible conocerle y entenderle.
    Un abrazo

    • admin · diciembre 20, 2015

      Gracias Javier por tu comentario, por tus palabras y por tu apoyo… ¿Cómo agradecer a Dios tanto amor, y lo que él ha hecho en nuestras vidas?… la única y mejor manera es compartirlo con otras personas, es muy difícil porque las palabras no pueden explicar algo que es una vivencia, pero contamos con que para Dios no hay nada imposible, un fuerte abrazo

  4. javier · diciembre 20, 2015

    totalmente de acuerdo el error que solemos cometer es que queremos dirijir nuestras vidas a nuestro antojo y cuando vienen las consecuencias de nuestras malas decisiones nos volvemos a Dios pidiendole explicaciones es de risa si no fuera tan serio el asunto un abrazo