CITA A CIEGAS: “AMOR… ERES TÚ”

«El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor» “1 Corintios 13: 4-5 RVR60)

 

–––

 

Como esto fue escrito hace 2.000 años, yo me voy a tomar el tiempo y el atrevimiento de actualizarlo… El amor es:

– SUFRIDO: Que sabe sufrir. Esta palabra no aparece en ningún real diccionario de ninguna real lengua de esta real sociedad humana, donde cada uno hace lo que le da la real gana, cambiando el “sudor de la frente” por el “sudor del de enfrente”. ¡Y así nos va!.

– BENIGNO: Bueno lo contrario es malvado, digamos que es indulgente, algo así como un “anormal” en estos tiempos que corren.

– NO TIENE ENVIDIA: No le importa que otros tengan más o mejor, antes bien, disfruta de que otros lo tengan. ¡Qué envidia, yo quiero ser así!.

– JACTANCIOSO: Presumido, vanidoso, presuntuoso, petulante, fatuo. Vamos, que es todo lo contrario de lo que se jacta.

– NO SE ENVANECE: Como si algo se le subiera a la cabeza, y no es la cerveza. Algo así como que se infla de aire como un pavo real delante de la pava.

– NO HACE NADA INDEBIDO: Parece ser que siempre está en el lugar adecuado, en el momento oportuno, y haciendo lo correcto. Qué asco.

– NO BUSCA LO SUYO: Aquí me viene al pelo una frase que un político en plena campaña electoral inmortalizó: -El problema es que todo el mundo busca lo suyo menos yo que busco lo mío-. Ahora cambia al político y pon el resto del mundo, incluyéndote a ti mismo sin ir más lejos., bueno, y a mi.

– NO SE IRRITA: Esta palabra viene de la Ira, y esta a su vez viene de la acumulación de frustraciones, y esta de no saber ni perdonar, ni perdonarse, ni pedir perdón, ni por supuesto se plantea ninguna de estas bobadas, más bien piensa que los bobos son los demás.

– NO GUARDA RENCOR: Una especie de Alzheimer con las ofensas de los demás pero no de tipo neurodegenerativo sino voluntario, o sea porque me da la gana aunque no tenga ganas.

–––

☕️ ¡Espero que te haya sentado bien este chute de caFEína celestial… otro día invitas tu! 😉


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.