LA QUEJA… ¡¡¡NO ES JUSTO!!!

En una conversación que tuve hace unos años con un taxista italiano, este pretendía convencerme que el deporte nacional en España no era el futbol si no la queja. Esto me molestó pues yo siempre creí que nuestro pecado nacional es la envidia, por lo que protestando le dije que no estaba de acuerdo. Pero me quedé con el dato, y cada vez que he tenido ocasión de hablar con algún extranjero, aprovechaba a para pedirle su opinión al respecto.
Alemanes, ingleses, franceses, peruanos, colombianos, mejicanos, estadounidenses, israelíes, etc, etc, etc… todos sin excepción si eran sinceros estaban de acuerdo que a los españoles nos encanta quejarnos por todo.

¿No te parece indignante que piensen así de nosotros?

¿QUÉ ES LA QUEJA?

Miremos en el diccionario:

a) manifestación de pena, dolor o sentimiento.

b) acto o acción de quejarse de algo.

c) expresión de un reclamo, resentimiento o no complacencia.

El crítico estadounidense Robert Hugues, en un conocido ensayo La cultura de la queja escribe:
«Es una preocupante tendencia a pensar que no tenemos la culpa de nada, y que siempre podemos decir que la tienen los demás o las circunstancias que nos han rodeado. De allí al juzgado va un paso.».

PARA MÍ LA QUEJA ES UNA ACTITUD DE RESALTAR LO NEGATIVO EN DETRIMENTO DE LO POSITIVO.

Quiere esto decir que vemos el punto negro en la pared blanca. Pero,…¿por qué no vemos el punto blanco en la pared negra?
¿Queda justificada la causa de esta actitud pesimista por unas situaciones ‘reales y personales’ que nos rodean o podemos ir un poco mas allá e investigar porque en casos como españa se puede generalizar a toda una nación?… por no decir a todo el mundo?

Y TODO COMIENZA CON LA INGRATITUD

En la Biblia, en la conocida carta a los romanos en el capítulo 1, Pablo desarrolla un cuadro de degeneración intelectual, moral y física, cuando el hombre por falta de agradecimiento a Dios, es víctima de sus propios pensamientos y sentimientos egoistas y egocéntricos.

«Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión.
Afirmaban ser sabios pero se convirtieron en completos necios.».

En este contexto bíblico que para mi es el más interesante y jugoso, nos encontramos a dios que queriendo liberar a Su pueblo Israel de la esclavitud del Egipto y llevarle a una tierra de libertad y de prosperidad. Para cumplir este propósito necesita hacerles pasar por un desierto para que aprendiesen la lección de no fijarse tanto en las circunstancias que les rodean, sino en un dios bueno fiel y justo que va siempre delante de ellos.

¿que actitudes se pueden observar en las personas en esta etapa o proceso?

Quejas, ingratitud, indignación… Murmuraciónes, chismes, calumnias… Envidias, codicias y cosas semejantes a estas

¿¿No te recuerda esto a aldgo o a alguien?

‘SI POR LA NOCHE LLORAS POR NO VER EL SOL, LAS LÁGRIMAS TE IMPEDIRÁN VER LAS ESTRELLAS’.

Esta es una conocida y popular frase de Rabindranath Tagore, poeta e intelectual hindú

Cuando me quedé ciego, todos los días amargado y deprimido, en mi cabeza daba vueltas la típica y obsesiva pregunta: ‘¿Por qué… por qué… por qué me había pasado esto a mí?’ y resentido le reclamaba a Dios por qué lo había permitido.
Pero un día, quizás cansado y frustrado de oírme decir siempre lo mismo, orando me vi dándole gracias a Dios por la ceguera. Lo hice de corazón.
Por primera vez en mucho tiempo lloré. Lloré no por rabia, si no que rindiéndome, lloré porque me dolía mas mi orgullo por no querer reconocer y aceptar que estaba ciego, mas que por el dolor y la incapacidad de no ver.

A partir de ese momento empecé a darme cuenta que tenía manos, oído, pies, etc… y bueno aquí estamos… y aunque está mal que yo lo diga, me considero una persona afortunada y agradecida con Dios con mi familia y con la vida.

Y YA PARA TERMINAR ACABO CON LAS PALABRAS DE UN GRAN REY

David el gran rey de Israel, que llegó de ser un simple y rechazado pastorcillo, a un respetado, honrado y sabio rey. Y precisamente no exento de grandes y graves dificultades. Que pareciera darnos la clave de su éxito en los siguientes versos del salmo 103:

«Que todo lo que soy alabe al SEÑOR; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.
Él perdona todos mis pecados y sana todas mis enfermedades.
Me redime de la muerte y me corona de amor y tiernas misericordias.
Colma mi vida de cosas buenas; ¡mi juventud se renueva como la del águila!
El SEÑOR da rectitud y hace justicia a los que son tratados injustamente»

***

Hastaa pronto!!!

_____________________

ADEMAS…

Puedes escuchar esta entrada en audio con voz en el siguiente reproductor:

***

Puedes seguir esta y otras reflexiones similares en audio, por iTunes, iVoox, etc… en el Podcast SINOLOCREONOLOVEO

***

También en la página de Facebook SINOLOCREONOLOVEO


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.