CLAROS Y TRANSPARENTES: OJO AL DATO

SEAMOS CLAROS Y TRANSPARENTES

–––

«He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia»
(Salmos 33: 18 – LA BIBLIA Versión RVR60)

–––

Y VAYAMOS POR PARTES…

«HE AQUÍ EL OJO DE JEHOVÁ»

Si somos sinceros con nosotros mismos, los hombres nos creemos el centro del universo, o por lo menos que el universo gira a nuestro alrededor, o por lo menos que somos el ombligo del mundo, o por lo menos la última Coca Cola del desierto, o por lo menos que somos la madre del cordero o la leche del café…

Pero si fuésemos todavía un poco más sinceros con nosotros mismos, deberíamos reconocer que en realidad somos menos que una mota de polvo en medio del universo, o por lo menos que una gota de agua en el océano, o por lo menos que una flor del campo que hoy está pero mañana no, o por lo menos que un euro de madera o… vamos, que no somos na de na.

Ahora bien Jehová, Dios, El Creador del universo, del cielo y de la tierra lo creamos o no lo creamos, mientras que con un ojo está pendiente de sus cosas, los ángeles, el diablo, de toda la creación, etc…., el otro ojo lo pone sobre los que…

«SOBRE LOS QUE LE TEMEN»

Aquí si tienen relevancia nuestras acciones, puesto que saberse visto por alguien que si es el centro del universo, esto es Dios, eso son palabras mayores.

Temer no es tener miedo pero casi, es temor de respeto, de honra, de reconocimiento, de tener en cuenta, de valorar, de no ignorar, de no menospreciar, y sí de apreciar, como los hombres apreciamos y atesoramos el dinero, pues algo así.

«SOBRE LOS QUE ESPERAN EN SU MISERICORDIA»

ESPERAR, esperar es la esencia de la esperanza, que viene a ser como la certeza en que no solo lo que viene es bueno, sino que también quien lo promete lo cumplirá.

Y lo que se espera no es un rayo que viene del cielo sino SU MISERICORDIA, que no es otra cosa que tener compasión y hacer algo en favor de alguien que está en una condición peor, y lo creamos o no lo creamos, los hombres no nos merecemos por nuestros actos ningún regalito, y mucho menos, Su Misericordia.

–––

Espero haber sido claro… y transparente.

‘Algunos oyen con las orejas, algunos con el estómago, algunos con el bolsillo y algunos no oyen en absoluto’ (Khalil Gibran)

Hasta aquí solo palabra de hombre, a continuación SOLO PALABRA DE DIOS…

–––

«He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia»
(Salmos 33: 18 – LA BIBLIA Versión RVR60)


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.