“QUÉ TIPO DE JESÚS” ¡YO CONOZCO A ESE HOMBRE! Parte 3 de 3

¿Qué tipo de Jesús es Jesús?

¿Qué tipo de Jesús vemos cuando pensamos en Jesucristo?

–––

¡YO CONOZCO A ESE HOMBRE!

¡¡¡YO LO VÍ!!!

¿Qué Tipo De Jesús Yo Veía Antes?

Pues ni fu ni fa ni nada ni nadie. Me explico: Recién nacido me bautizaron en la religión Católica Apostólica Romana, hice la Primera Comunión, después la confirmación, fui monaguillo y  asistí a misa hasta los trece años, y te puedo asegurar que no tengo ni idea de quién era ese tal Jesús, como mucho, así llamaban a la estatua de un señor clavado en una cruz por los pies y por las manos. En su cabeza, una corona de espinos que hacía brotar dos o tres gotas de sangre, como si de sudor se tratara, y que se deslizaban tímidamente por su frente.

Un rostro mortecino y sufriente, y un cuerpo esquelético donde se apreciaba una herida abierta en el costado. Pero de ahí a identificarlo con algún tipo de hombre pues como que no.

Respecto a este sufriente aspecto, quisiera aclarar que ese «tal Jesús» esculpido y tallado de los crucifijos, de las obras iconoplastas y de los altares en los templos religiosos que yo había conocido, no hacen justicia en cómo quedó realmente el cuerpo de Jesús después  del castigo que recibió, relatado y descrito con tan minucioso detalle al menos ochocientos años antes por el profeta Isaías en las escrituras Bíblicas:

“ ¿Quién a creído nuestro mensaje?

¿A quién ha revelado el SEÑOR su brazo poderoso?

Mi siervo creció en la presencia del SEÑOR como un tierno brote verde; como raíz en tierra seca. No había nada hermoso ni majestuoso en su aspecto, nada que nos atrajera hacia él.

Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo. Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó.

Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron. Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios; ¡un castigo por sus propios pecados!

Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados. Fue golpeado para que nosotros estuviÉramos en paz, fue azotado para que pudiéramos ser sanados.

Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el SEÑOR puso sobre él los pecados de todos nosotros.

Fue oprimido y tratado con crueldad, sin embargo no dijo ni una sola palabra. Como cordero fue llevado al matadero. Y como oveja en silencio ante sus trasquiladores, no abrió su boca.

Al ser condenado injustamente, se lo llevaron. A nadie le importó que muriera sin descendientes; ni que le quitaran la vida a mitad de camino. Pero lo hirieron de muerte por la rebelión de mi pueblo.

Él no había hecho nada malo, y jamás había engañado a nadie. Pero fue enterrado como un criminal; fue puesto en la tumba de un hombre rico.

Formaba parte del buen plan del SEÑOR aplastarlo y causarle dolor. Sin embargo, cuando su vida sea entregada en ofrenda por el pecado, tendrá muchos descendientes. Disfrutará de una larga vida, y en sus manos el buen plan del SEÑOR prosperará.

Cuando vea todo lo que se logró mediante su angustia, quedará satisfecho. Y a causa de lo que sufrió mi siervo justo hará posible que muchos sean contados entre los justos, porque él cargará con todos los pecados de ellos.

Yo le rendiré los honores de un soldado victorioso, porque se expuso a la muerte. Fue contado entre los rebeldes. Cargó con los pecados de muchos e intercedió por los transgresores. ”

(Isaías 53. 1-12. LA BIBLIA – Versión NTV)

La ciencia, la historia, la lógica, el sentido común, etc, etc, etc debieran revelarnos con un mínimo de imaginación, como quedaría un hombre después de haber recibido el castigo de tan bestial paliza. El castigo de innumerables azotes de látigos, cuyas puntas de hierro y piedras cortantes, se clavaban en el cuerpo del azotado, arrancando al separarse trozos de carne y músculo, para a caer una y otra vez en ese cuerpo…

Un cuerpo del cual la piel y la carne colgaban a jirones, dejando a la vista músculo, tendón y hueso…

Una cara… … si pudiera llamarse cara,  una cara sin cara, un rostro sin rostro, desfigurado, ensangrentado, hinchado, amoratado por los golpes y  puñetazos que brutales y ensañados soldados-mercenarios usaban como blanco de sus iras, de sus odios, de sus rabias, de sus burlas, de sus frustraciones…

Y los ojos… unos ojos inyectados en sangre, apenas visibles en medio del hinchazón… y… que no dejaban de mirar…

De mirar a… ¿de mirar a quién?… Pues a tí, a mí, a todos los hombres, mejor dicho a nuestras espaldas, pues… ‘COMO QUE ESCONDIMOS DE ÉL EL ROSTRO’.

¿Y… Que Tipo De Jesús Veo Ahora?

Me gusta mucho imaginarme su cara… cuando respondió a un joven que amaba mucho mas a sus posesiones que a Dios; Jesús LO MIRÓ a los ojos y LO AMÓ,  y luego le dijo el precio de amar a Dios mas que a sus posesiones, y este joven sin mirar a Jesús se alejó frustrado y entristecido.

También me gusta imaginarme su cara… cuando miraba a Un seguidor suyo que lo había negado tres veces mientras Jesús estaba encarcelado,, y preguntándole otras tantas, -¿Pedro, me amas?-, pero este, avergonzado era incapaz de levantar la cabeza, hasta que la insistencia de Jesús hizo que lo mirara a los ojos, y llorando le dijo, -Jesús tú lo sabes todo de mí-, como diciendo -tú ves lo que los hombres no ven-.

Me gusta mucho mucho imaginarme su rostro… mirando al cielo. pidiendo a Dios que no tenga en cuenta esa tremenda injusticia a los hombres que lo han crucificado, porque no saben lo que hacen. ¿Cómo que no saben lo qué hacen, están todos allí, los romanos y los judíos, los creyentes y los incrédulos, los ricos y los pobres, los sanos y los enfermos, los gobernadores y el pueblo llano, están todos no falta nadie, hasta… estás tú… y por supuesto yo también estaba allí

¿Que Cómo He Llegado A Ver Ese Tipo De Jesús?

porque yo estaba allí… sí, yo también estaba allí!!!

No se cómo ocurrió, pero un día yo lo vi, no se si fue un sueño, una visión, o lo imaginé, o no se. Pero yo lo vi; estaba allí en esa cruz lleno de sangre con ese rostro caído, , demacrado y triste, frío y sin vida; pero de repente, eso vi, te juro que lo vi y nunca podré olvidarlo; vi como poco a poco levantó su cara y empezó a mirar al gentío que gritaba a su alrededor. Miraba como buscando algo o a alguien, y entonces… entonces… entonces se fijó en mí, me vio, me miró, y yo paralizado porque entre toda la multitud me estaba mirando a mí; sentí miedo, sentí vergüenza, quise huir, esconderme, justificarme, culpar a otros.

Yo vi su cara, Me miró como si yo fuera el único allí, muy cerca, delante de él. Me miró y sus ojos muertos, revivieron y eran claros, vivos, brillantes, llenos de luz como si lo vieran todo, como si lo comprendieran todo… y la mueca de dolor de su boca se transformó en una preciosa sonrisa, y abriéndola y sin dejar de mirarme me dijo, -Estoy aquí por ti- y añadió, -Nadie me obliga, lo hago porque yo quiero,, porque yo te quiero, porque yo te amo , porque yo se quién eres tú y conozco toda tu vida, lo bueno y lo malo, tengo respuestas a todas tus preguntas, tengo solución a todos tus problemas, , tengo amor mucho amor para todos tus defectos y temores.

Bueno, si soy sincero en realidad no me dijo nada, solo me miró y me sonrió, el resto lo comprendí yo solito mirando sus ojos, esos ojos llenos de luz y de verdad…

Este, y solo este es EL TIPO DE JESÚS que yo vi, y aunque te pueda parecer que es producto de algún éxtasis místico o de una psicótica y febril imaginación o de un alma débil inducida y sugestionada por otra alma mas fuerte y aductora., Pues no, lo veo y lo veo todos todos todos los días de mi vida desde entonces; aunque a veces cuando me miro demasiado a mí mismo dejo de verlo a Él; nunca nunca podré olvidar ni ese rostro, ni lo que ese rostro me transmitió…

¡nuNca he conocido a un tipo como este!.

Entonces… ¿Qué Tipo De Tipo Es Este Jesús?

 ¿Quién Dicen Los Hombres Que Es Jesús?

“ Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. ”

 ¿Quién Dicen Sus Seguidores Que Es Jesús?

“ El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. ”

(Mateo 16: 13-19 – LA BIBLIA Versión RVR60)

 

HUMANAMENTE DIVINO!

Puede que pienses que si todo esto fuera verdad, sería imposible para un hombre cualquiera ser tan ÚNICO Y SINGULAR en tantas cosas. Seguramente dirás que puestos a creer, es mas fácil creer que -claro, como Jesús era EL HIJO DE DIOS, todo le resultaba mas fácil-. Pues bien, solo he destacado sus cualidades como hombre y ni siquiera ¡he mencionado los hechos sobrenaturales. Milagros como revivir personas que llevaban mas de tres días muertos,caminar por la superficie del mar, amainar tormentas tan fuertes como para hundir grandes barcos, convertir agua en un vino excelente, imposibles pescas milagrosas, y miles y miles de sanidades de ciegos, cojos, leprosos, paralíticos, inválidos, endemoniados, lunáticos, etc…

Además de todo lo dicho, para mí lo mas impactante e impresionante es que Jesús cambió la vida de millones de personas que de otra manera, por su estado, condición, situación, o circunstancias, o etc etc… hubieran sido abocadas y condenadas a la enfermedad, a la miseria y a la pobreza, a la frustración y decepción, al odio y a la amargura, al abuso y a las injusticias de la vida,a la indiferencia y al anonimato, y a la mas absoluta insignificancia, e irrelevancia, y a la nulidad y a un vacío, espiritual. y existencial. Pero que, sin embargo, han sido modelo, ejemplo y referencia en toda la historia de la humanidad, y que aun lo siguen siendo en  nuestros dias.

Y TODO ESTO COMO HOMBRE…, porque después de muerto, cuando resucitó y volvió al lugar de donde vino, al lado de Su Padre en los cielos, sigue y sigue afectando,cambiando e influenciando all mundo… ¡Y… A SU FUTURO!.

¡¡¡QUÉ TIPO… ESTE JESÚS!!!

ESTE ES EL TIPO DE JESÚS QUE YO VEO, ¿Y TÚ… QUÉ TIPO DE JESÚS VES TÚ?

¡¡¡HASTA PRONTO!!!

–––

Accede a el siguiente reproductor  y podrás escuchar esta publicación en audio:

–––

En los siguientes enlaces puedes leer las dos publicaciones anteriores de este tema

Primera Entrada de la serie:
¡¡¡QUÉ TIPO DE JESÚS!!! – “QUÉ HOMBRE TAN SINGULAR” (Parte 1 de 3)
 

Segunda Entrada de la serie:
¡¡¡ QUÉ TIPO DE JESÚS!!! – “UN HOMBRE DE PALABRA… Y MAS QUE PALABRAS” (PARTE 2 DE 3)


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.