CLAROS Y TRANSPARENTES: ESCLAVOS DE LA LIBERTAD

SEAMOS CLAROS Y TRANSPARENTES

–––

“ Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. ” (Gálatas 5: 18. LA BIBLIA – Versión RVR60)

***

Y… VAYAMOS POR PARTES:

• ‘VOSOTROS HERMANOS’

En este punto no voy a extenderme mucho  puesto que esta palabra HERMANO, ha sido ya bastante despedazada y destrozada en su uso y en su aplicación, casi tanto como la pobrecita palabra AMOR, en todos los ámbitos tanto religiosos como seculares. Por lo que solo digo que los hermanos son los que tienen en común no solo un propósito, objetivo o causa, no eso ya esta muy trillado, literalmente los hermanos son los que tienen un mismo PADRE, y como estamos en un contexto bíblico, esto es que tienen el MISMO GEN DE DIOS, y por lo tanto HIJOS, y por lo tanto HERMANOS, y no digo mas.

‘A LIBERTAD FUISTEIS LLAMADOS’

Vaya, no hay dos sin tres, me faltaba la palabra LIBERTAD para rematar el argumento de unas palabras tan preciosas en su definición pero tan mal olientes en su aplicación. Sigamos…

• ‘PERO NO USÉIS ESA LIBERTAD COMO OCASIÓN PARA LA CARNE’

LA CARNE!… ¿qué es la carne?… Alguno estará pensando en algún ‘solomillo’ pero no, no es esta la carne que nos ocupa. Bíblicamente a LA CARNE se la relaciona con el pecado, y hasta cierto punto así es, pero la definición que a mí me gusta es la siguiente:

“ Es una poderosa fuerza de vida natural en el ser humano, completamente opuesta a los mandamientos de vida espiritual, que resultan en desobediencia a Dios y a Su Palabra; y que como consecuencia deja al ser humano en un estado de EGOISMO Y DE EGOCENTRISMO, insuperables por él mismo o por cualquier método o medio que este intente ”.

De aquí llego a la conclusión que la tan cacareada LIBERTAD no es sentirme bien conmigo mismo o hacer lo que me da la gana con tal que yo obtenga algún placer o satisfacción personal llámese ‘X’, observa que no estoy llamando a nada impuro por cuestiones éticas o morales; no, lo que estoy diciendo que todo lo que gire en torno al egoísmo y al egocentrismo es PECADO, esto es, contrario a la voluntad de Dios.

Por otro lado, también pudiéramos asociar a la misma idea, el sentido de la LIBERTAD en cuanto a ‘ser libres de la opresión de algo o de alguien’, por cuanto no hay mayor tiranía, inquisición o dictadura, que el hombre esclavo de sí mismo, de sus pasiones y de sus decisiones, de sus pensamientos y de sus sentimientos, de sus juicios y de sus prejuicios…, y por supuesto, de otros hombres, igualmente dirigidos por los mismos intereses egoístas y egocéntricos.

• ‘SI NO SERVÍOS POR AMOR LOS UNOS A LOS OTROS’

Cual es la receta para salir de tan ilusoria, ficticia y falsa LIBERTAD en la que la mayoría de los mortales vivimos, y que los HERMANOS deberían caracterizarse y diferenciarse?…

Pues no es otra cosa que, por un lado es tan, tan, tan sencilla, pero por otro lado es tan, tan, tan difícil, como SERVIRSE LOS UNOS A LOS OTROS, sabiendo además que, ‘No hay ‘mayor amor que este, que es dar nuestra vida (servir) por la de nuestros amigos, y si podemos también por los enemigos’.

Y digo yo, ¿acaso el mundo no sería diferente si fuésemos tan inteligentes y sabios que en vez de estar inventando, so pretexto de unas supuestas Libertades e Igualdades,leyes y leyes y mas leyes, por otro lado de obligatorio e impuesto cumplimiento bajo pena de condena o muerte, si solo cumpliéramos este PEQUEÑO pero GRANDE consejo de Dios?…

Y no digo mas…

***

Espero haber sido claro… y transparente.

‘Lo malo de que los hombres hayan dejado de creer en Dios no es que ya no crean en nada, sino que están dispuestos a creer en todo.’ (‘hasta en sí mismos’ -Esto lo digo yo-). (Gilbert Hesterton)

Hasta aquí solo palabra de hombre, a continuación SOLO PALABRA DE DIOS…

***

“ Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. ” (Gálatas 5: 18. LA BIBLIA – Versión RVR60)


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

2 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.

  1. javi · febrero 24, 2018

    buen articulo cierto que hemos perdido el significado de las palabras por mal uso.hay comidas y bebidas que al probarlas por primera vez y parece que no nos gusta pero si insistimos nos acaba gustando es lo que yo llamo cogerle el gusto creo que con la biblia pasa esto al principio nos choca pero si profundizas un poco “le coges el gusto”con un poco de humildad e insistiendo un poco el hombre se daria cuenta que el no esta en lo correcto como creia y le daria una oportunidad a Dios y esto si que certifico que nunca nunca le defraudaria un saludo natan

    • admin · febrero 24, 2018

      Hola Javi, todos sabemos que si repetimos varias veces una palabra, esta deja de significar algo y pierde su sentido. A mí me encanta La Biblia por muchos motivos y muy buenos, pero este especialmente. Descubrir el valor y el verdadero sentido que le da a las palabras cuando las analizamos en su contexto y su sentido correcto, cosa que el mundo con tanta intoxicación de información supermanipulada y persistente acaba cumpliendo este dicho popular, y muchas veces creo que ese es su verdadero propósito, quitarle el valor a las palabras, así lo hizo la serpiente Satanás con Eva en el Edén, y le funcionó, vaya que le funcionó…
      Gracias por tu comentario 🙂