SEAMOS CLAROS Y TRANSPARENTES: ¿QUE QUIERES? “ ABUNDANCIA O ESCASEZ ”

Vayamos por partes, veamos:

¿QUIÉN ES “ YO ”? ¿Acaso eres tú?

Tu mismo, tus cosas, lo que tú tienes, lo que tú posees, lo que tú haces; ; tu familia, tu esposo/a, tus hijos, tus amigos; tu trabajo, tu dinero, tu posición, tu curriculum.

Tu belleza, tu aspecto, tu imagen, tu fama; tus placeres, tus vicios, tus secretos, tus intimidades; tus sueños, tus anhelos, tus fantasías, tus planes, tus objetivos, tus metas; tus capacidades, tu experiencia, tu fuerza de voluntad, tu inteligencia, tu ingenio, tu simpatía, tu carisma, etc etc etc…

ENTONCES ¿QUIÉN ES “ YO ”?… ¿ES EL LADRÓN?

Un ladrón viene sin avisar, sin ser visto, a escondidas, oculto, en las TINIEBLAS; fuerza la puerta para entrar en la casa cuando sus moradores están fuera; se aprovecha de la ignorancia, de la negligencia, del descuido o de la insensatez de los inquilinos para colarse en el hogar.

Usa el engaño, la MENTIRA y la manipulación, los halagos, la adulación, la imitación, la extorsión, la TENTACIÓN… lo que sea y haga falta para infiltrarse en el interior de la morada.

Viene con el fin de llevarse lo que no es suyo, de hacer daño. Es inflexible e incansable con el único propósito de HURTAR, MATAR Y DESTRUIR.

¿PUES SI NO SOY YO, NI ERES TÚ, NI ES EL LADRÓN, ENTONCES QUIÉN ES “ YO ”?

Pues ese alguien auto-proclamado YO, es alguien que al contrario del LADRÓN viene con la LUZ del día, cuando hay claridad; viene de frente sin máscaras, dando la cara, mirando a los ojos, al CORAZÓN; aunque sus palabras parezcan duras dice la VERDAD, sin dobleces, sin tapujos. Viene cuando hay alguien en la casa si no no viene; viene llamando a la PUERTA, y lo mejor es porque quiere entrar para hablar, para escuchar, para amar y consolar, para perdonar y empezar de nuevo una relación que se había roto, para ocupar la mejor habitación porque está vacía; para arreglar una casa ruinosa, deteriorada, cochambrosa, apunto de derrumbarse.

Viene una y otra vez, una oportunidad tras otra y espera y espera pacientemente, pero lo peor es que si ve que los de dentro no quieren abrir entonces se va a otro hogar donde quieran. recibirlo.

Viene con el propósito de DAR, y no escasamente sino ABUNDANTEMENTE… y para SIEMPRE.

Espero haber sido claro y transparente, la pelota está en TU tejado… ¿Qué escoges?

Hasta aquí palabra solo de hombre, a continuación PALABRA DE DIOS.

***

“ El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. ”

(Juan 10:  10 – LA BIBLIA Versión NTV)


¿Te gustó este artículo?

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Comparte esta entrada en
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email

0 comentarios

Deja un comentario. Tu dirección de correo electrónico no será públicada.

Los campos necesarios están marcados con un asterisco.